Medir el estatus o prestigio cultural de cualquier disciplina es complicado cuando no imposible. Por norma general se suelen utilizar cifras económicas, medir cuánto dinero recaudan las obras culturales de esa disciplina para reafirmarse como productos válidos. Muchos estudios y artículos de divulgación sobre videojuegos en páginas ajenas a ellos comienzan estableciendo las cifras de venta que consiguen y mueven. De esta manera se establece la legitimidad del objeto de estudio. Merecen atención y son importantes porque mueven mucho dinero.

En este artículo intentaré medir la relevancia cultural del videojuego en España a través de un simple método, observar la categoría donde son tratados en los grandes medios de comunicación, y más concretamente, en la prensa ya que dentro de la televisión aún no existe ningún espacio único dedicado al videojuego en un horario aceptable. Por supuesto, esta misma decisión es importante y ya nos muestra un factor importante, los videojuegos no interesan en la televisión nacional, quizás porque el grupo mayoritario de telespectadores son aquellos ciudadanos mayores de 55 años y la media de edad de los jugadores europeos de videojuegos se sitúa entre los 24 y los 44 años. Estos datos demográficos indican que los videojuegos no interesan a una capa demográfica de la población que no ha vivido junto a ellos y que, por lo tanto, poseen poco o ningún interés por ellos. Aunque no deja de ser relevante que ciertas cadenas que sitúan precisamente su público objetivo la franja de edad comprendida entre los 24 y los 44 años no apuesten por crear contenidos relacionados con los videojuegos.

descarga-7

También, dentro de las páginas dedicadas en exclusiva en ellos mediré otro dato importante, con que otros contenidos comparten espacio. Porque hemos de observar un pequeño elemento, en ninguna de las páginas o lugares culturales por excelencia de los otros grandes medios culturales, cine o literatura, se trata al videojuego, como ocurre en Revista de Letras, Revista de Libros o Miradas de Cine mientras que en los grandes medios de videojuegos españoles, como IGN España, AlfaBetaJuega  o Hobby Consolas no solo tratan al videojuego, sino también series, cines o literatura. Pero no cualquier serie, cine o literatura, sino aquella que entienden que puede gustar al público del videojuego, es decir, fantasía, ciencia ficción o grandes producciones. También es cierto que otros grandes medios como Meristation, Eurogamer o Vandal cuentan con contenido exclusivo referente al videojuego y otros, como Vida Extra, comparten contenido con sus portales hermanos de la empresa de contenidos Weblogs.S.L.

Sin embargo, no es mi intención principal explorar los medios nacionales dedicados al videojuego, sino los grandes medios de comunicación generalistas, El País, 20 Minutos, El Mundo, La Vanguardia, El Periódico de Catalunya y el ABC, los seis periódicos más leídos en España. El periódico El País está desarrollando una actividad especialmente interesante dentro de blogs internos del periódico, no en el propio periódico, dentro de su espacio 1UP, espacio que no existe en la portada digital del periódico ya que no existe ningún enlace, imagen o señal que indique su presencia dentro del periódico. Por el contrario, el resto de contenido dedicado al videojuego dentro del periódico se encuentra dentro de la sección de tecnología y no dentro de la sección de cultura, un aspecto importante y esclarecedor sobre la concepción del videojuego en el diario más leído de nuestro país. De hecho, dentro de la sección de cultura podemos encontrar los diferentes apartados: literatura, cine, música, teatro, danza, arte, arquitectura y toros y dentro de tecnología: móviles, redes sociales, banco de pruebas, retina y Meristation (página propiedad de Prisa dedicada al videojuego). Dentro de las secciones del periódico no aparece la palabra videojuego.

El caso de 20 Minutos es muy parecido, la palabra videojuego no aparece dentro de las secciones del periódico, ni dentro de Arte y Cultura, donde están listados cine, música, libros y artes ni en tecnología e internet donde se encuentran las categorías Facebook, WhatsApp, Google, Realidad Virtual y Premios 20 Blogs y Blog Clipset. Dentro del propio periódico, en el buscador, los resultados referentes al videojuegos son noticias relacionadas con la tecnología y listas y trivial. Para acceder al contenido relativo al videojuego el usuario debe acceder a Vandal, la sección, externa al periódico, dedicada al videojuego del diario 20 Minutos.

En el diario El Mundo encontramos la misma situación, dentro de Cultura aparece el cine, la música, literatura, cómic, toros, teatro y danza y en Tecnología gadgets y videojuegos. De hecho, la sección de videojuegos de El Mundo recibe un nombre independiente, “El Mundo Player”, y está realizada en colaboración con IGN España. Para no alargar más este apartado resumiremos los siguientes periódicos La Vanguardia, El Periódico de Catalunya y ABC, todos ellos marginan al videojuego dentro del aparado Cultura, aunque en ellos incluyen otras disciplinas como Teatro, Cine, Series, Música o Toros. El segundo de esta última triada relaciona las noticias y artículos sobre videojuegos con diferentes secciones del periódico, Ocio y Cultura, Economía o Tecnología, aunque predominan estas dos últimas.

Tras este breve repaso no podemos más que afirmar que los grandes medios españoles de información no comparten una visión cultural del videojuego, sino tecnológica. Los medios más recientes, como eldiario.es cerró hace unos meses su sección, externa e independiente, de videojuegos, Juegoreviews, y en la actualidad no contempla a este de ninguna manera y deja a blogs externos como Canino sus noticias relacionadas con el medio. Además, dentro de sus recomendaciones culturales no hacen ninguna mención a los mejores o más recomendados juegos del año.  Otro diario reciente y digital por entero como El Confidencial también encierra sus noticias dentro de su sección tecnológica, Teknautas. Y medios digitales como Público, La Marea, Info Libre o CTXT no mantienen ninguna sección interna relacionada con los videojuegos y publica muy esporádicamente noticias sobre el sector y deja en manos de otros, como Gamereactor para Público, su información sobre el medio.

No existe una atención al medio y la cantidad de artículos o piezas internas de los grandes medios de comunicación se centran en su faceta económica más que en cualquier otra. Este hecho no es solo propio de estos medios, sino del propio estado español quien agrupa sus ayudas y medidas referentes al videojuego dentro del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital en lugar del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

En definitiva, el videojuego en España se concibe como tecnología y negocio y no como cultura o disciplina cultural. Los medios culturales de mayor prestigio no hacen mención, nunca, al videojuego. Consideran antes cultura al toreo que a los videojuegos. Y una mayoría de los medios con dedicación exclusiva al videojuego mezclan sus contenidos con series, cine o literatura de género y grandes producciones. Por supuesto existen otros muchos medios que tratan al videojuego desde otros puntos de vista y mezclan una buena cantidad de disciplinas culturales desde todas las alturas, pero la media, la generalidad, no es esa. De hecho, este texto no es una valoración, sino una demostración de la concepción del videojuego por la mayoría de la población, los medios y las instituciones españoles, el videojuego, como cultura, no interesa.